MiSabueso » Medicina Natural » Zinc

Zinc

Descripción y características

El zinc es un mineral esencial para el organismo humano, pues es un integrante de la síntesis del ADR y el ADN. Su símbolo es Zn y está ubicado en el grupo 12 de la tabla periódica de los elementos químicos. Existen dos formas gráficas válidas para escribir, por una parte está "cinc", la cual es preferida por la Real Academia Española, esto por acomodarse mejor a las reglas ortográficas del español. El nombre proviene del alemán "Zink", el cual a su vez se deriva de la voz germana "Zinken" que significa diente o pico.

Se trata de un metal abundante en la corteza terrestre, el cual se encuentra en forma de silicato, carbonato y sulfuro, su color es blanco brillante, es blando y desde la antigüedad ha sido utilizado en aleaciones como el latón y en la fabricación de pilas eléctricas. Los mayores productores de zinc en el mundo son China, Perú y Australia, y durante el 2011 la producción alcanzó los 12.40 millones de toneladas métricas a nivel mundial.

Funciones y Usos

Como se mencionó anteriormente, el zinc es un integrante fundamental del ADN y el ARN, controla el crecimiento, la formación, división y correcto funcionamiento de las células, también contribuye a diversas funciones corporales como lo es el crecimiento y desarrollo de los huesos. El cuerpo contiene aproximadamente 40 mg de zinc por kilogramos, interviniendo en la síntesis de diversas enzimas y proteínas, linfocitos e hidratos de carbono.

El zinc contribuye en los procesos de alrededor de 100 enzimas diferentes, contribuye al correcto funcionamiento del sistema inmunitario, para los procesos de cicatrización, interviene en los sentidos del olfato y el gusto, y también es un estabilizador de la membrana celular y en el almacenamiento de la insulina.

Por ser un mineral esencial en el metabolismo de las proteínas, previene los daños a nivel ocular que puedan ocasionar los radicales libres y otras segregaciones como las de la glándula prostática. Es fundamental en los procesos hormonales, el fluido seminal y el esperma. La adecuada concentración de zinc en el organismo es vital para la correcta formación de los huesos y las articulaciones, también promueve la mejorar de los procesos cerebrales como la memoria y la concentración.

El zinc es utilizado también para tratamientos contra la artritis, el acné y la prostatitis, esto debido a sus cualidades antiinflamatorias, mientras que en otros casos son utilizados para mejorar las resistencias a las infecciones en personas mayores y estimular los procesos de cicatrización.

Deficiencia y Exceso

Los principales y más evidentes síntomas de que se padece de una deficiencia de zinc con la pérdida del sentido del gusto, decoloración del pelo, debilitamiento y líneas blancas en las uñas y dificultad en la curación de las heridas . La deficiencia de zinc en el organismo no solo afecta al desarrollo inmunitario, también puede ocasionar el retardo del crecimiento y los procesos hormonales. Los niveles bajos de zinc en el cuerpo ocasionan falta de apetito, pérdida de peso, debilitamiento del cabello y los huesos, osteoporosis, anomalías en las funciones cerebrales, problemas de memoria y concentración y en ocasiones daños en los ojos.

La falta de ingesta de este mineral, así como los problemas de absorción son los que ocasionan la deficiencia, también las personas con problemas de alcoholismo, pues este estimula la eliminación de orina y en ella el zinc.

Al exceso de zinc en el organismo se le conoce como hipercincemia, y sus síntomas pueden ser nauseas, vómito, debilidad muscular, dolores estomacales, dolores de cabeza y fallas renales . Esta enfermedad ha sido asociada a los bajos niveles de cobre y trastornos en la funciones del hierro, las cuales se manifiestan en problemas de concentración y depresión mental.

Las mujeres embarazadas, adolecentes y personas vegetarianas son más susceptibles a sufrir deficiencias de zinc, por esta razón es recomendable incrementar los alimentos ricos en zinc con el fin de mantener los niveles normales de este mineral. La ingesta de suplementos de zinc en tratamientos de enfermedades crónicas por un periodo de tiempo mayor a 3 meses debe ser supervisada por un nutricionista.

Fuentes Naturales del Zinc

La mayor concentración de zinc se encuentra en los alimentos ricos en proteínas, pues este mineral queda alojado allí, carnes rojas, otras, carne de cerdo, aves de corral y en algunos casos pescados y mariscos.

Otras fuentes de zinc son las nueces, germen de trigo, semillas de girasol, agar agar, hongos, setas, levadura de cerveza, avena . Aloe vera, espinacas, plátano, pepino y lechuga entre otros.

Consumo diario mínimo recomendado

Adultos: 15 mg
Mujeres embarazadas: 30 mg



Los consejos, descripciones y tratamientos aquí expuestos se suministran sólo como información, deberá tomarlos bajo su exclusiva responsabilidad y no deben sustituir nunca el consejo y tratamiento médico adecuado.




Anuncios




© MCMXCIX - MMXIV MiSabueso.com — Se prohíbe la reproducción total o parcial de esta página por cualquier método.
Cualquier uso que se haga de este sitio web constituye aceptación de los Términos del Servicio y Política de Privacidad que operan sobre todos los visitantes y/o usuarios.

Contacto