MiSabueso » Medicina Natural » Aloe Vera

Uso Medicinal del Áloe Vera

Conocida también cono acíbar o sábila, el aloe vera es originaria de las zonas desérticas que comprenden el sur de la India hasta el norte del continente africano. Es posible mencionar el Aloe soccotrina, la cual es originaria de El Cabo de buena Esperanza, en Sudáfrica y el Aloe ferox, que es originario de las islas del océano Índico Socotora y Zanzíbar. Fue introducido en el continente americano gracias a los colonizadores.

Se trata de una planta vivaz y suculenta, la cual posee un tallo leñoso que logra alzarse hasta los 70 cm de altura, aunque en algunas zonas tropicales es se han encontrado especies con más de 10 metros de altura. Sus hojas alcanzan los 80 cms de altura, son lanceoladas, suculentas y amplexicaules (que abraza el tallo), con margen espinoso y de un color verde grisáceo. Las hojas poseen una pulpa transparente y viscosa, mientras que las flores son campanuladas, de hasta 3 cm de longitud y se encuentran dispuestas en una espiga terminal. El fruto es una cápsula loculicida.

Beneficios del Aloe Vera

A nivel digestivo : El aloe posee cualidades como emenagogo y purgante, por lo cual es recomendado como laxante . También por su efecto tónico es frecuentemente utilizado para mejorar las funciones digestivas. Se recomienda en casos de estreñimiento crónico, y su acción laxante se genera después de 8 horas de haber sido consumido.

Para combatir el estreñimiento es recomendable cocinar 5 gramos de linaza (Semilla del lino) en una taza de agua, una vez hierva se deja reposar por algunos minutos y se lleva a la licuadora junto con 3 cucharadas de jugo de sábila. Esta bebida deberá ser ingerida inmediatamente después de preparada y se deberá hacer tres veces al día.

Una receta complementaria en tratamientos contra las afecciones de colon es mezclar una cucharada de jugo de aloe vera, una cucharada de miel de abejas, el zumo de una naranja dulce y un vaso de agua. Esta mezcla debe ser licuada y colada a preferencia del paciente para tomar todas las mañanas en ayunas.

Para mejorar los procesos digestivos es recomendable mezclar en dos vasos de leche hervida o pasteurizada 3 cucharadas de jugo de sábila, y dos vasos de agua. Los ingredientes se licuan y se dejan reposar un rato. Esta bebida debe ser ingerida durante el resto del día, y si es necesario se puede endulzar con miel de abejas al gusto.

Sin lugar a dudas los beneficios más importantes que esta planta presenta es a nivel dermatológico, por tal motivo aquí una receta para combatir la celulitis. Mezcle 5 cucharadas de jugo de sábila con 5 gramos de mentol cristalizado y lleve a la licuadora. Esta sustancia debe aplicarla luego de un buen baño en la zona que desea tratar, realizando fuertes fricciones en dirección al corazón. Deje trabajar sobre el área y retire luego de una hora con abundante agua fría.

Para la piel : El gel del aloe desde la antigüedad se ha utilizado para combatir afecciones de la piel, pues no solo posee excelentes propiedades como emoliente y vulnerario, además es un gran cicatrizante y se recomienda su aplicación luego de largas exposiciones solares.

Para disminuir las cicatrices es recomendable realizar el siguiente tratamiento: Se deben mezclar 2 gramos de polvo de nácar, 30 mililitros de aceite de pepino y tres cucharadas de jugo de sábila. Se licuan todos los ingredientes y se dejan en un envase oscuro o de color ámbar. Se debe aplicar la mezcla dos veces al día teniendo en cuenta el agitar enérgicamente el recipiente antes de la aplicación.

Otras afecciones de la piel: En cualquier momento podemos contagiarnos de erisipela, la cual es una afección de la piel que causa enrojecimiento e incluso irritación, cuando esto sucede es prudente asar una penca de sábila (hoja de aloe vera) y frotar la zona afectada por la irritación hasta que esta cese.

Una de las peores afecciones es el acné, el cual se genera en la pubertad y para algunos adolescentes es motivo de burlas, lo cual los lleva a tener muy baja autoestima. Una receta práctica y fácil para combatir este mal que aqueja al 90% de la población mundial es tomar una cucharada de flor de azure, una barra de alcanfor desmenuzado, tres cucharadas de jugo de sábila y un frasco de aceite de pepino. Todos los ingredientes se deben licuar por algunos minutos y posteriormente dejar reposar en la licuadora tapada por un minuto. Una vez el tiempo haya transcurrido vuelva a licuar y envase en un frasco protegido de la luz. Guarde esta mezcla y realice una aplicación diaria sobre el área afectada. Deje actuar la mascarilla por media hora, luego de la cual deberá frotar con un jabón desinfectante la zonas afectadas y enjuagar con abundante agua limpia.

Es frecuente encontrar las propiedades de la sábila en muchos champús y cremas para el cabello, pues además de protegerlo de las inclemencias cotidianas, lo vuelve más sedoso y brillante. Se utiliza el acíbar o el jugo a razón de 0.05 o 0,03 gramos por dosis, mientras que el aloe en gel se suministra en dosis mucho más elevadas.

Un tratamiento popular de la medicina homeópata antigua para la tuberculosis es mezclar 6 hojas de eucalipto, una cebolla rallada y tres cucharadas soperas de jugo de sábila. Estos ingredientes se licuan y se dejan reposar por algunos minutos. Se realizan cataplasmas en el pecho y la espalda en las noches antes de acostarse.

Las hojas del aloe también son excelentes para solucionar algunas afecciones respiratorias, entre estas la bronquitis . Para ello se deben mezclar 3 cucharadas de jugo de sábila, 120 gramos de miel de abejas y la clara de un huevo, licuar todos los ingredientes y repartir para ser bebida tres veces al día.

Es muy molesto estar en un lugar público o desear hablar y verse interrumpido por la tos, una solución casera para este mal es mezclar la pulpa de un mango bien maduro, 3 cucharadas de jugo de sábila y miel de abejas. Se licuan los ingredientes y se dejan reposar por unos minutos. Se toma una cucharada sopera de esta mezcla cada tres horas.

Para los juanetes: Licue jugo de sábila con ajos finamente rallados, aplique la mezcla obtenida sobre el área afectada y cubra con una venda, este procedimiento deberá realizarse antes de acostarse. A la mañana siguiente retire la venda y verá como tanto el dolor como la inflamación han disminuido considerablemente.

Receta casera para aliviar y disminuir el dolor ocasionado por las várices : Para esta receta es necesario mezclar 3 cucharadas de jugo de sábila y un frasco de tintura de caléndula, licúelos y deje reposar por algunos minutos. Posteriormente debe agregar esta mezcla en 30 gramos de vaselina y revolver hasta crear una masa ligeramente uniforme. Aplique cataplasmas cada 24 horas sobre el área afectada. Para obtener mejores resultados se recomienda tomar dos cucharadas de elixir de ortiga en el día, una en ayunas por la mañana y otra antes de acostarse.

Otra receta útil en la lucha contra las varices es mezclar 3 cucharadas de jugo de sábila, un frasco de tintura de caléndula, una onza de cocimiento de hojas de árnica y una cucharada de azúcar. Se debe dejar reposar por algunos minutos y se aplica luego del baño, realizando un fuerte masaje de abajo hacia arriba en la zona afectada. Este tratamiento se debe efectuar a diario con una preparación fresca.

Otra excelente forma de aprovechar los beneficios del aloe vera en pro de una cabellera sedosa y manejable, así como para evitar la alopecia es extraer el líquido de las hojas de la sábila, mezclaros con la yema de un huevo y una copa de brandy. Aplique y frote suavemente sobre el cuero cabelludo por diez minutos y luego enjuague con un champú suave, notará la suavidad y podrá dejar de preocuparse por la caída del cabello si repite este procedimiento a diario.

En los casos de afecciones de la próstata se recomienda licuar gotas de caléndula, la clara de un huevo y tres cucharadas de jugo de sábila en media taza de agua. Luego de retirar de la licuadora se deja reposar por 5 minutos y se toma en seguida, el procedimiento deberá ser suministrado al paciente dos veces al día.

Es posible que uno de los tratamientos más útiles para controlar las molestas hemorroides sea el realizado con esta planta, pero se debe tener en cuenta que es un proceso prolongado que requiere disciplina. Para empezar es necesario aplicar los cristales de sábila a manera de supositorio, dos cada noche antes de acostarse. Para complementar este tratamiento es recomendado tomar, en cualquiera de las modalidades, los cristales de sábila tres veces al día. También será útil tomar 20 gotas de caléndula 3 veces al día diluidas en medio vaso de agua.

Beneficios a nivel digestivo y dermatológico.

Contraindicaciones

Aunque existen varias teorías y planteamientos respecto a los beneficios y daños que puede causar la sábila en tratamientos contra las hemorroides, es necesario tener en cuenta que es el acíbar, el cual se extrae de la savia de la planta, el que puede llegar a irritar y empeorar la afección. No se recomienda en periodos de embarazo o lactancia, ya que su efecto laxante puede ser transmitido al bebé por medio de la leche o estimular la contractibilidad del útero.

Aloe Vera
  • Reino: Plantae
  • División: Magnoliophyta
  • Clase: Liliopsida
  • Orden: Asparagales
  • Familia: Xanthorrhoeaceae
  • Género: Aloe
  • Especie: A. vera




Los consejos, descripciones y tratamientos aquí expuestos se suministran sólo como información, deberá tomarlos bajo su exclusiva responsabilidad y no deben sustituir nunca el consejo y tratamiento médico adecuado.




Anuncios




© MCMXCIX - MMXIV MiSabueso.com — Se prohíbe la reproducción total o parcial de esta página por cualquier método.
Cualquier uso que se haga de este sitio web constituye aceptación de los Términos del Servicio y Política de Privacidad que operan sobre todos los visitantes y/o usuarios.

Contacto